Peter Behrens nace en 1868 en Hamburgo, Alemania. Hijo de familia acomodada, se queda huérfano con 14 años y es tutelado por el senador Karl Sieveking.

 

Entre 1886 y 1889 estudia pintura en las Escuelas de Arte de Karlsruhe y de Düsseldorf.

 

En 1890 realiza un viaje por Holanda.

De regreso se establece en Munich, donde se casa con Elisabeth Kramer y trabaja como pintor, dibujante publicitario, fotógrafo y diseñador, y finalmente en el movimiento “Arts & Crafts”, frecuentando en esa época los grupos bohemios de Munich.

 

En 1893 interviene en la fundación de la Müncher Sezession.

 

En 1896 viaja por Italia y queda fascinado por la arquitectura renacentista, que influirá en su posterior arquitectura.

En 1897 regresa a Munich y funda la vanguardista "Vereinigte Werkstätten für Kunst im Handwerk" (Talleres unidos por el arte en las artesanías) para la producción en serie de artículos útiles.

 

En 1898 y 1899, abandona la pintura y se dedica al diseño de muebles y objetos de joyería, de cristal y de porcelana para su producción industrial, realizando exposiciones en Berlín, Munich y Darmstadt.

 

A partir de 1900 comienza a ejercer como arquitecto, sin título académico, y pronto evoluciona hacia un estilo geométrico y austero, creando lo que con el tiempo sería el arquetipo de arquitectura industrial. Acuña el término de “menos es más”

 

En 1900 es reclamado por el Duque de Hesse para formar parte de la Colonia de Artistas (grupo llamado “Die Sieben”) recién constituida en Darmstadt, y hasta 1903 imparte allí clases planteando una manera de entender la forma a base de figuras geométricas simples (manifestando su influencia del Brunelleschi) e invita a otros arquitectos a dar clases, entre ellos el holandés Berlage.

 

Es en Darmstadt donde realiza su primera obra arquitectónica: su propia vivienda (en Mathidenhöhe). Behrens, arquitecto autodidacta, concibe su casa como una obra de arte total que incluye el diseño de los jardines, los interiores, el mobiliario, lámparas, alfombras, vajilla, cristaleria, cubertería, toallas, decoración, cuadros… Esta obra marca su retirada de los círculos artisticos de Munich, su abandono del Jugendstil y su evolución hacia un diseño austero.

 

Entre 1903 y 1907 dirige la Escuela de Arte de Düsseldorf, apadrinado por Hermann Muthesius.

 

En 1907 se asocia (junto con otros 10 artistas y la Vereinigten Werkstätten) a la Deutscher Werkbund (DWB), movimiento fundado por Hermann Muthesius, entre cuyos principios está la orientación del diseño hacia la industria, como medio para transformar la sociedad clasisista en otra más igualitaria. Behrens refleja en su propia vida y en su obra para la AEG los ideales de la DWB, lo que le vale el apodo de “Mister Werkbund”.

 

En el mismo año, 1907, Emil Rathenau, director general de AEG (Allgemeine Elektricitäts Gesellschaft) lo llama como director artístico de la empresa, y Beherens se muda a Berlín. Allí abre su estudio de arquitectura, en el que trabajarán cuatro jóvenes que más tarde se convertirán en maestros del movimiento moderno: Walter Gropius, Ludwig Mies Van der Rohe, Le Corbusier, y su estrecho colaborador Adolf Meyer.

 

Para la AEG realiza lo más reconocido de su trabajo: Los proyectos de las Fábricas (1908-1909: Fábrica de Turbinas AEG, Berlín; 1910: Central de alta tensión AEG, Berlín; 1910-1911 Fábrica de motores pequeños AEG, Berlín), y de las viviendas de los trabajadores (1910-1911 Barrio de viviendas en Henningsdorf). Diseña también para AEG la papelería, carteles, anuncios, escaparates, muebles y diversos productos industriales. Entre estos últimos son destacables sus lámparas de techo, sus cafeteras eléctricas, sus tostadoras de pan de acero cromado, sus relojes industriales, etc... Son objetos presentes hoy en día en los museos de diseño, pero que todavía pueden encontrarse a la venta en el mercado de segunda mano y anticuarios en perfecto estado de uso.

De este modo, en AEG Behrens consolidó una nueva idea: la de la "identidad corporativa”. Con él nace la figura de “proyectista-consultor" de diseño de la empresa, proclamando la unión del arte y la industria en sintonía con los ideales la Deutscher Werkbund. Como asesor artístico, Behrens no fue empleado ni director de la AEG, sino que desempeñó sus funciones como diseñador y arquitecto autónomo. Por ello colaboró también libremente para otras empresas (como Siemens) desde su estudio, y continuó dando clases sobre diseño y arquitectura.

 

En 1914 se adhiere al Manifiesto de los profesores de Universidad y Hombres de Ciencia Alemanes

 

En 1927 participa en la explosión organizada por la Werkbund en Welbenhof.

 

Entre 1922 y 1936 es Director de la Escuela de Arquitectura de la Akademie der bildenden Künste, de Viena.

 

En 1934 se afilia al recién creado partido nazi de Austria

 

En1936 regresa a Berlín para dirigir el Departamento de Arquitectura de la Academia Prusiana de las Artes. Hitler admiraba la Embajada alemana en San Petersburgo, obra de Behrens, y a través de Albert Speer lo llama para el plan de remodelación de Berlin, Pero su candidatura es rechazada por el poderoso Alfred Rosenberg.

 

En 1940, en plena guerra, huye del frío de su casa de campo y muere en Berlín de un ataque al corazón.