Marianne Brandt nace en Chemnitz, Alemania, en el año 1893.

 

Pintora y fotógrafa, muy conocida por sus fotomontajes, su trabajo más significativo lo realiza como diseñadora industrial, siendo pionera en un terreno vedado hasta entonces al sexo femenino.


Estudia en la Escuela de Arte de Weimar entre 1911 y 1917, y a continiación funda su propio estudio y trabaja como artista autónoma.


En 1923 ingresa en la Staatliches Bauhaus de Weimar y, tras el curso preliminar, forma parte del Taller de Metal, dirigido por Lazló Moholí-Nagy.


En 1928 asume la vicerrectoría del mencionado taller, donde organiza proyectos en colaboración con sus colegas Christian Dell y Hans Przyrembel. Ese mismo año codiseña la conocida lámpara de mesa para Kandem con Hin Briedendieck, como parte de un proyecto de curso. Pronto las lámparas de Brandt se convierten uno de los diseños de la Bauhaus que alcanzan mayor producción en serie, debido a su estrecha colaboración con la fábrica de lámparas Körting & Matthiesen AG (Kandem) de Leipzig y Shwintzer & Gräff de Berlín.


En 1929 Brandt trabaja en el estudio de arquitectura de Walter Gropius.


Entre 1930 y 1933 crea innovadores diseños para la fábrica Rupplelwerk (Gotha).


En 1933, con 40 años, regresa a Chemnitz, donde estudia pintura y diseña diferentes productos para los almacenes de Wohnbedarf.

 

Ejerce como profesora en la Staatlice Hochschule für Angewandte Kunst de Dresde (1949 -1950) y en el Institut für Angewandte Kunst de Berlín-Este (1951-1954).


En 1976 se retira en Kirchberg (Sajonia), donde fallece en 1983 a los 90 años de edad.